lunes, 16 de febrero de 2009

El negro me follo sin condon en el parque

Estaba en mi casa aburrido como de costumbre y decidí salir al parque, ya sabía que allí de vez en cuando encontraba quien me diera una buena mamada y llegar relajado ami casa era lo que quería. Dí unas cuantas vueltas, el parque estaba solo y algo oscuro en cierta parte, también he visto unas cuantas parejitas culiando en veces anteriores y pues decidí ver si había alguien. Para mi sorpresa ninguna parejita. Caminé un poco mas cuando escuche una voz que me dijo, ¿que busca mono? ¿en que le puedo servir?
Era un negro de aproximadamente unos 27 años, estaba acostado en el matorral y yo no le había visto ya que el pasto estaba alto. Seguimos hablando y me contó que se había peleado con su hermana, que no era de la ciudad y que venía de la costa, y que ese día debía dormir por fuera. Al verlo detalladamente y escuchar su historia me dio un cierto pesar, pero bueno, le pregunté yo ¿va a dormir ahí? Él me dijo que sí, y se recostó. Me dijo: voy a estar acá por si me necesita. Yo ya estaba erecto de sólo verlo, al rato me preguntó que qué hacía solo por el parque, le dije: La verdad quedé de verme con un amigo, pero no aparece... Eso fue todo, un silencio de nuevo entre los 2 y continuó recostado. Yo no aguanté mas y le hice la pregunta clave ¿alguna vez ha tenido sexo con alguien aquí? Él me respondió, Aca viene un mancito y me deja 15 o 20 mil pesos por que me lo culee. Esa respuesta me puso a mil, sólo q yo andaba con míseros 2.000 pesos en el bolsillo. Quedé callado y al rato le pregunté ¿Pero ustedes los negros dicen que la tiene grande? ¿Cómo es la suya? Él me respondió: 18 centímetros. Para mis adentros me dije que era perfecta. Yo le respondí ¡está bien de verga! Él me dijo ¿no tiene algo por ahí? Yo le dije, la verdad men, sólo cuento con 2.000 pesos y él me dijo, paselos haber y me lo puede coger, esto me hizo poner super arrecho.

El negro ya estaba erecto y su verga no desmeritaba nada, si bien me había dicho 18 centímetros, yo creo que había sido modesto, su verga debía medir unos 21 centímetros, cabezoncita y negra como la noche... en sí, una delicia... como las que me gustan.
Empecé a lamer y chupar esa verga, no lo podía creer, estaba tirando en el parque, con un negro. Después de un rato el negro empezó a acariciarme la cola, a mi me encanta que me den circulitos en el ano, y él estaba acariciando mi esfínter haciendo que se dilatara solito. La verdad, quería sentir ese negro dentro, que toda su herramienta perforara mi culo, pero no quería presionarlo, sino que fuera él quien lo pidiera. Pues dicho y hecho, al cabo de un rato de estar mamándoselo me preguntó que si podría con su verga. Yo simplemente asentí con la cabeza y dije que si, él no lo dudo y me dijo que me cuadrara mejor. Yo siempre tiro con condón, pero la verdad, cuando voy al parque no cargo papeles ni billetera, entonces existía ese pequeño problema.
Él me dijo, te va a doler, yo le dije que se lo lubricara bien, además después de esa mamada lo tenía bien mojadito. Me lo colocó atrás y empezó a meter centímetro tras centímetro presionando mi ano. La verdad, yo estaba en el séptimo cielo, mi culo está acostumbrado a comer bien y el negro tenía una vergota increíble y no era ordinario, me cogió suave y la fue introduciendo en mi culito poco a poco, luego empezó un mete y saca y se sentía delicioso. Así duro unos 10 minutos, yo no me cambiaba por nadie, ahhhhhh!!!! me estaba culiando a puro pelo y no me importaba, sólo quería tener esa verga esculpiendo mi próstata, se sentía deliciosa,... entraba y salía cada vez mas rápido y con fuerza, pues él era quien manejaba ahora la situación y de seguro lo estaba gozando, pero no mas que yo, que no había comido rellena negra en dias... Ahhhhh... se empezó a escuchar de la boca del negro... yo apresuré mi paja y comencé a venirme, él se corrió dentro de mi y sentí por primera vez lo que había escuchado sobre si alguien se te venía dentro. La verdad, la sensación es indescriptible, el placer mezclado con semen, wow, eso nunca lo olvidaré, eso fue hace una semana, he ido a buscarlo de nuevo al parque y ya no está, por mi que volviera a pelear con su hermana, para poder gozar de nuevo esa maravillosa verga negra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada